Cómo controlar el brote de herpes labial

  • por

Las heridas son infecciones dolorosas en el cuerpo humano. Además de ser dolorosos, también son antiestéticos. Pasan de forma natural en 10-14 días, sin ser tratados. Sin embargo, el brote de herpes labial no es el más hermoso y se puede utilizar una variedad de opciones de tratamiento para acelerar el proceso de curación. Hasta la fecha, los médicos no han descubierto ningún tratamiento para eliminar de forma permanente este virus, lo que significa que es muy probable que el virus vuelva a aparecer en el futuro.

El primer signo de un herpes labial es una sensación de hormigueo alrededor de la boca o los labios. Esto comenzará a convertirse lentamente en una ampolla bastante dolorosa e hinchada.

La gente necesita saber que existen muchas opciones de tratamiento para acelerar el período de recuperación, reducir la propagación y reducir los síntomas. La mayoría de los tratamientos se aplican mejor en la etapa de observación de hormigas, aunque también existen opciones de tratamiento después de la aparición de la ampolla, además, la opción de tratamiento puede ir desde preparaciones complementarias hasta fármacos convencionales.

     Los tratamientos complementarios más recomendados incluyen:

  • En primer lugar, las personas deben seguir una dieta saludable rica en nutrientes. Esto tiene la función de reducir el brote del virus (herpes). El consumo de menos chocolate y nueces puede ayudar a reducir la posibilidad, ya que estos ingredientes incluyen arginina que puede promover el crecimiento de este virus.
  • En segundo lugar, haga todo lo posible para deshacerse del estrés en su vida, porque es la principal causa de este problema.
  • L-lisina: un aminoácido esencial como la L-lisina tiene la capacidad de bloquear el desarrollo de arginina y tiene efectos antivirales que retrasarán o detendrán el desarrollo del virus del herpes.
  • Terapia de luz: use un dispositivo de terapia de luz especial para ayudar a acortar el tiempo que la herida está activa. La fototerapia es eficaz para estimular la respuesta inmunitaria y actúa tanto en las etapas de hormigueo como en la vejiga.

     Además de los tratamientos anteriores, existen otros. Estos son:

  • En la primera fase, las personas usan medicamentos para aliviar el dolor. Estos son: ibuprofeno, acetaminofén o aspirina
  • Astringentes: Use sulfato de zinc, ácido tánico o astringentes similares para ayudar a aliviar el malestar y secar el virus una vez que hayan aparecido las ampollas.
  • Otra muy buena alternativa son las cremas antivirales. Hoy en día, existen muchas cremas de venta libre que pueden ayudar mucho a acelerar el proceso de curación. La mayoría de estas cremas deben aplicarse tan pronto como se observen las primeras sensaciones de hormigueo.
  • Y por último, pero no menos importante, el parche. Existen apósitos finos especiales con un ingrediente activo, como el gel hidrocoloide, que ayuda a disimular la herida fría durante la etapa de cicatrización. Se utiliza para ocultar ampollas y prevenir el tratamiento.